Dakar 2013: Y todo comienza en Le Havre…

El Dakar es una tierra de contrastes. Este rasgo ya es visible en los docks del puerto de Le Havre, donde se convoca a los competidores esencialmente europeos para una vasta operación de embarque de los vehículos en un cargo, con destino a Lima. En la madrugada del jueves, los 9 camiones de asistencia del Team X-Raid se pusieron firmes frente a la caseta de recepción. Se confiaron las llaves de los 6 Mini y del BMW X3 inscriptos en el rally al equipo de mecánicos e ingenieros encargados de arreglarlos. Para la escudería poseedora del título, la conquista de Le Havre se aborda con rigor, pero con formalidad. Para otros, la llegada a Normandía ya es una victoria. Este es el caso de Manuel Lucchese, sonriente con esta nueva peripecia, después de un primer Dakar marcado por las dificultades: “Me costó mucho montar mi proyecto este año, y recién pude recuperar una moto el martes, explica el campeón del mundo de Bajas (+ de 450cc). Contaba hacer el viaje solo, pero gracias a Facebook, encontré un compañero de ruta que ocupó un lugar al lado mío en mi furgoneta: es Davide Biga, un motorista muy conocido en Italia desde que dio la vuelta al mundo en Súper Teneré. Llegamos a las 5h de la mañana, ¡a tiempo!” Especialista de la improvisación a la italiana, Manuel seguía buscando a la tarde nuevos amigos susceptibles de transportar algunas piezas de repuesto en sus camiones.

La fibra romántica del piloto de Verona (http://www.facebook.com/ManuelLucchesePage) resalta también con la minuciosidad y la seriedad indispensables para las verificaciones técnicas y el embarque de cerca de 700 vehículos  (carrera, asistencia, organización, prensa…) en las entrañas del Rio Imperial. Los equipos del Dakar se basan durante varios días en el savoir-faire de Haropa (Havre-Rouen-Paris), el primer grupo portuario francés, y en la experiencia logística de la estructura que orquestra la carga o descarga de 365 000 vehículos por año en la terminal carguera de Le Havre. Después de pasar por el hangar 121, donde los pilotos obtienen luz verde tras superar el control de los materiales de seguridad, los vehículos se depositan en un parque cerrado, donde luego son puestos en posesión de 70 choferes expertos en aparcamientos. Posteriormente, podrá comenzar el gran cruce del Atlántico para el cargo: en un primer tiempo rumbo a América Central, para tomar el canal de Panamá, posteriormente bordear el litoral Pacífico hasta Lima y allí tendrán lugar los encuentros entre los pilotos y sus máquinas. Hasta ese momento, Manuel habrá hecho nuevos amigos…

Fuente: Comunicado de Prensa ASO
Foto: JEAN-MARIE HERVIO / DPPI

Bookmark and Share

Este contenido, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported Licencia.

Facebook comments:

No comments yet.

Deja un Comentario